Streaptease migratorio en Argentina.

Migración Argentina

Cuando hice mi viaje a Sur America nunca me imagine que un cuasi Streaptese haría parte del viaje. Habia despedido a mi compañero de viaje en La Paz (Bolivia) y después de pensar un par de horas a donde ir decidí irme para Argentina, 18 horas de viaje desde La Paz en un  autobús poco cómodo y oloroso, la sensación de viajar sola no era otra de la de sentirme abandona a mi suerte, casi no pude llegar a la terminal de La Paz , cuando tuve que caminar 2 calles en subida con la maleta que estaba acostumbrada a que me ayudar a incorporar y que por poco no puedo levantar del piso, la altura me estaba sofocando, pensaba yo, pero después me di cuenta que no era mas que la falta de compañía y la percepción de que el viaje tendría un camino distinto al recorrerlo sola.

Baje del autobus sin saber a donde ir o como, estaba acostumbrada a que las decisiones se tomaban en compañía y que al final con la guía de viaje seriamos orientados a el próximo paso, 6 de la mañana y el pequeño pueblo fronterizo de Villazon apenas empezaba a trabajar, me acerque a lo que parecía ser el puente de la frontera con Argentina, cambie unos dólares a pesos Argentinos y empece a hacer la fila para sellar mi pasaporte saliendo de Bolivia, 15 minutos después me acerque a la fila de migración de Argentina y ahí empezó la peor experiencia fronteriza vivida hasta ahora y todo por ser Colombiana.

Una fila que parecía eterna, 45 minutos esperando por primera vez sola desde que había salido de Colombia para cruzar una frontera, adelante, israelitas en su mayoría, franceses, uno que otro gringo, dos peruanos,  dos bolivianos y yo, dos ventanillas y adentro dos policías que eran tan lentos como les era posible, cuando llegue a la ventanilla entregue mi pasaporte y escuche: -“colombiana”- seguido de una mirada de un oficial al otro y una señal por esa puerta por favor.

Cogi mi maleta de nuevo del piso, la pequeña donde llevaba comida, un vino que traía desde La Paz y una que otra pendejada que se carga en la “maleta de mano”, entré y 3 policías salieron de una pequeña oficina para mirarme como bicho raro y mostrarme donde tenia que esperar, 20 minutos después una policía me saluda y me dice: -“saque todo de las maletas”-, empece a sacar todo lo que tenia en la maleta mas grande, que estaba empacado en bolsas, que ella rompió para revisar cada uno de mis chiritos, oler el desodorante, meterle el dedo a las cremas, destapar el champú hicieron parte de la requisa, mi maleta pequeña también regada en el piso en un pasillo que dirigía al baño, muerta de ira e indignación al ver todas mis cosas esparcidas en el suelo, después de la orden de la policía de recoger todo empece a empacar, mientras pensaba: .”esto ya acabo tranquila, quieres conocer Argentina, todo hace parte de tener sello colombiano”-, cuando por fin termine de guardar todo como pude, la policía me mira y me dice solo falta una cosa y con su indice me muestra el baño, ya en él me dice quitese la ropa y quedese en ropa interior, con esa dulce mirada típica de colombiano que dice: “esta es mucha hija de su mamita”, empece el Streaptese que ella parecía disfrutar, no se si el morbo propio de la situación o simplemente a la muy condenada le gustaban las mujeres; -“en ropa interior no hay mucho que ella pueda pensar que tengo”-; sin embargo con un “palito” de madera reviso entre mi sostén y su penúltima frase fue por favor intente orinar, lo cual para mi fue fácil y venia bien después de mas de 20 horas sin entrar a un baño, seguido de un listo ya le traigo el pasaporte para que pueda irse.

Me vesti, tome mis maletas, mi pasaporte y sali de esa oficina con la furia tal que puede dar una indignación de este tipo, camine directo a la terminal y cogí el primer bus que iba para Salta, sentada en mi puesto pensé fue horrible pero ya paso, tranquila es rutina, 10 minutos después una parada del autobús para una requisa, -“no puede ser otra vez!”-, baje de segundas cogí y maleta y fui a la fila, pensé: – esto será rápido-; Escuche un: – por esa puerta-, entré y un: -saque las cosas de la maleta-. -“Jueputa! otra vez”-, mientras desempaco le digo al policía con un tono de rabia y mirada triste, me requisaron en la frontera hace menos de 20 minutos a lo que el policia respondió como era obvio:-” es rutina tranquila”-, cuando ya iban a empezar a sacar todo de las bolsas le digo al policía oiga allá me hicieron quitar hasta la ropa me la voy quitando aquí para no perder tiempo, el policía que tenia su mirada clavada en mis manos que abrían la primera bolsa, levanta sus ojos y van directamente a los míos y me dice: -“sabe que recoja todo y vayase”-, empaqué, salí de la oficina y subí al autobús, era la ultima, todos me miran con esa cara de curiosidad y furia por la demora, me siento y un: -porque putas vine a Argentina?- cierra esa entrada a un país que finalmente me encanto.

(Visited 532 times, 1 visits today)

15 thoughts on “Streaptease migratorio en Argentina.

  1. a mi me paso muy similar, los argentinos ya saben tratar a las personas, a mi me preguntaron nombre, dirección, que hacia mi mamá, mi papá, mi hermano, que cuanto tiempo me pensaba queda, que si llevaba dolares, que cuantos llevaba en fin, lo bueno es que en Foz do Iguacu me dijieron como debia responder a la pregunta de los dolares …. de hecho llevabamos Reales pero la vaina es peor si se trata de un brasileno, a la persona que me acompaño como 10 mins respondiendo cosas!!! a verdad a mi poca confianza me genero ese hecho, en Paraguay ni el Brasil me preguntaron nada!!!

    1. Al final de cuentas las preguntas son molestas pero son solo preguntas, pero eso de armar y desarmar la maleta, de que lo morboseen a uno si es muy difícil, sin embargo de esas experiencias se aprender mucho para los próximos viajes!.

      Un saludo Osquitar!

  2. que recuerdos esa frontera.. primero porque en Bolivia tienen la maña de que si quieres sellar el pasaporte rápido debes pasarle $$$ a los oficiales de migración… y en argentina lo mio fue un poco más fácil.. me dijeron tiene plata para entrar le saqué casi 1000 dólares y se quedo callado y dijo siga, pero me advirtió que no podía prestarle el dinero a nadie o sino me metían a la cárcel…

    1. Igual me paso en la entrada a la frontera de Bolivia la pregunta fue: cuanta plata trae? y cuajo tiempo se queda? les mostré el dinero y se quedaron callados, pronto escribiré también como fue la frontera con el Salvador y Mexico y toda la corrupción migratoria en Centro America.

      un abracito Brayan! Espero verte pronto

        1. Hola Carlos:

          Claro que no! Mexico no tiene frontera con el Salvador lo que quise decir fue que en Salvador y Mexico también tuve “problemas” o anécdotas fronterizas….

  3. Muy interesante tu historia, siempre para tener en cuenta ese tipo de cosas en los viajes, son historias invaluables, me encanto la respuestas que diste en el segundo reten, es que también hay que saber como hablarles y hay si se calman. Gracias por dejarnos saber esto.

  4. Cada vez que leo y releo este post me acuerdo del momento y me embarga una sensación de entre rabia y tristeza, que se me agua el ojo, pero lo importante es que la gente sepa que cuando les pasa algo como esto no es al primero ni al ultimo que le pasa! Y sobre todo que por mas difícil que pueda verse una situación siempre será un aprendizaje.

    Franz mil gracias por tu comentario son muy importantes para mi! un abrazo!

  5. Hola, soy argentina y la verdad me dio mucha pena tu historia! Hay tantas cosas de las cuales me averguenzo de las autoridades de este país y ahora tengo otra más. Al menos espero que la hayas pasado bienen Argentino y que la gente te haya tratado bien! saludos

  6. Soy Argentino. Las fronteras acá son casi un chiste. No entiendo la necesidad de hacerte pasar tanto tiempo y controles cuando los paraguayos y bolivianos cruzan las fronteras como se cruza una calle. Además cada vez son más los colombianos que se instalan aquí, se los asocia a los negocios de las drogas, y lamentablemente muchos vienen aquí por ese negocio, pero no ingresan por las fronteras comunes, a ellos nadie les hace un puto control. Me da vergüenza ajena que te hayan hecho pasar tanto tiempo para controles que no son serios! Pero me alegra que te haya gustado Argentina.

    1. Hola Gonzalo:

      Gracias por tu comentario, pienso exactamente igual que tu, vi mucho bolivianos cruzando la frontera sin problema, sin que les pidieran un papel o cualquier otra cosa, y también como tu dices si llevara drogas no las pasaría por una frontera como esa, no se que fue lo que les paso a esos policías conmigo porque no vi nunca la necesidad, sin embargo gracias a Dios eso no opaco mis ganas de conocer Argentina ni de viajar por el mundo, al contrario me anima a seguirlo haciendo para seguir demostrando que los colombianos somos honestos.

      un abrazo

    2. Esa es la imagen que tienen de los colombianos que triste siempre escuchar eso, quiero conocer Argentina un país que me parece muy lindo y lo que dejaré en ese país seria alegría y gran amistades con los argentinos. Un saludo desde Colombia.

  7. Hola amigos,
    La verdad es que yo pasé por primera vez en el año 2008 con dos amigos HOMBRES, a ellos nos les pidieron que desocuparan el morral pero a mi si, después de eso núnca más lo viví. También es cierto que la situación se ha vuelto muy descontrolada, como vienen compatriotas a pasear y a trabajar o a estudiar, en resumidas a vivir, hay otros que no han llegado con muy buenas intensiones, eso hace que las autoridades no solo en la entrada por Bolivia sino en los mismos aeropuertos sean más demoradas y cuestionadoras. Esto también se lo debemos a la situación alarmante que se ha registrado de narcotráfico, se lo debemos en gran medida al peso de ser colombianos y que las noticias que llegan no siempre son muy alentadoras. Pero más vale actuar bien, estár atentos a que aunque pueden pedirnos que hagamos ciertas cosas tampoco se nos puede pisotear en ninguna parte y no me refiero únicamente a tu experiencia entrando a Argentina sino en general, Arbitrariedad hay en muchas partes. Por mi parte vivo en Buenos Aires y vivo muy feliz, encontré a gente amorosa, gente curiosa por concocer más a mi país y bueno también gente que me tira muchas flores por amable, por buena trabajadora. En conclusión que estás experiencias no limiten ese espíritu viajero. Es parte del camino.

    1. Hola Nathali:

      Gracias por tu comentario, tienes razón de todo hay en todo lado, yo solo queria contar mi experiencia lo cual como dice al final del mismo articulo no quiere decir que no piense que Argentina es un excelente país para visitar y que su gente es muy amable, esos incidentes solamente me generan mas ganas de viajar y dejar el nombre de mi país en alto, demostrar que en Colombia la gente es muy diferente a lo que algunas veces se ve en la televisión extrajera.

      un abrazo 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

quince + Trece =