Definitivamente no entiendo a mi suegra.

Entender a las suegras es difícil, uno nunca las tiene contentas, pero entender a la mía es literalmente imposible ella habla alemán y yo hablo español, ella no conoce ninguna palabra en ingles y yo no conozco casi ninguna en alemán, así que conocernos fue algo bastante especial.

Tras cumplir mi promesa en el divino niño de Praga, viajamos a Munich la ciudad donde viven mis suegros, había cantidad de sensaciones encontradas, entre curiosidad, alegría, un poco de angustia por el idioma y claro quien no se pone nervioso con la prueba de fuego ante los suegros es difícil.

Cuatro horas y media de viaje y por fin habíamos llegado a Munich, subimos al metro en dirección a la su casa, Jörg callado y yo casi igual, en un momento se interrumpió el incomodo silencio anunciando nuestra parada, yo creo que ambos teníamos nervios de saber como seria la situación durante los próximos 2 días, Jörg por su parte preocupado por el tema del idioma y yo aun mas, pues uno siempre piensa que estar sentado en la mesa con alguien que habla de uno y uno no tiene idea de que dice, puede llegar a ser bastante frustrante.

Creo que para ellos era igual, ¿como comunicarse conmigo?, ¿como hacerme sentir en casa sin poder decir ni una palabra que yo pudiera entender?, ¿como seria la novia latina de su hijito?, habían llamado a Jörg días antes para preguntar que cosas comía o no comía yo, pensando que en America comemos diferente a Europa y claro bajo la curiosidad de nunca haber visitado el continente al otro lado del charco, a lo que Jörg les respondió con un sencillo: ella come de todo no se preocupen.

La ansiedad de mi suegro fue evidente cuando al llegar a la puerta del lugar donde viven nos esperaba afuera de la casa, “revisando las plantas” a las 10 de la noche, Jörg al verlo se acerca para saludarlo no se ven hace un par de meses, pero mi suegro lo evade y va directamente a mi, un abrazo fuerte y sincero fue mi primer contacto con él, inmediatamente después mi suegra estaba en la puerta literalmente con los brazos abiertos para recibirme, emotivo, dulce y acogedor fue el primer instante con mi familia política.

Comida, vinos, risas y millones y millones de señas para explicar pequeñas tonterías de parte y parte, traducciones simultáneas de parte de Jörg para explicar cosas sencillas que su mamá quiere decirme, como que en el baño hay toallas limpias o que en la nevera están mil cosas que puedo comer cuando quiera. De ahí en adelante fue estar en familia durante todo un fin de semana, salir juntos por Munich, comer helado, caminar, reír, reír mucho, nunca pensé que los alemanes fueran tan divertidos, sobre todo los mayores a quienes consideraba mas serios y rígidos por aquello de la fama y los paradigmas.

Finalmente me di cuenta que no siempre para expresar sentimientos necesitamos de palabras, que cuando las palabras no existen los gestos, señas, risas, muecas, entre otros pueden convertirse en un lenguaje.

Dejamos Munich ese domingo en la tarde  con la promesa de vernos de nuevo, con la invitación abierta a Colombia y con la felicidad de un excelente fin de semana.

(Visited 396 times, 1 visits today)

5 thoughts on “Definitivamente no entiendo a mi suegra.

    1. Tengo que admitir que ha sido una grata sorpresa, desmentir aquel pensamiento sobre que los europeos son secos y sin gracia, son mas dulces, amables y cariñosos de lo que muchos piensan, definitivamente hay que romper los paradigmas.

  1. Leyendo esto, recordé tanto mi experiencia… cuando durante el viaje de Madrid a Berlin nos esperaban los papás de mi entonces novio, entre al baño del avión hecha un manojo de nauceas, nervios, ansiedad.. tanto que deseaba salir corriendo, pero comooo?! ya no había marcha atras, después de 3 horas de vuelo, bajamos, esperamos maletas y mi estomago hecho trizas, cuando por fin ví a mi ahora hermosa suegra linda de la misma manera, con los brazos abiertos y me dió uno de los abrazos mas calidos que he recibido y mi suegro ni que decir, las personas mas amables, calidas y amorosas que he conocido, y son alemanes!!.. 🙂

    1. Hola Hayde:

      Me encanta cuando encuentro personas que han pasado por lo mismo o que se identifican conmigo!. Que bendición que tu familia sea dulce y amable, creo que todos tenemos un muy mal concepto de los alemanes pero ellos son muy humanos y abiertos a dar mucho cariño!

      un abrazo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

3 + diecisiete =