En busca de la leyenda Muisca

Cada día amo mas recorrer caminos y me ilusiona el hecho de descubrir lagunas, senderos, bosques y riachuelos!, así que después de escuchar desde niña en las épocas de escuela la leyenda Muisca sobre la Diosa Bachue, decidí emprender el ascenso místico a la LAGUNA DE IGUAQUE.

la leyenda muisca

Hoy en día es un parque natural y una reserva cuidada minuciosamente por ecologistas y biólogos, pero el viaje hacia la laguna era mucho mas que un destino turístico o un paseo de fin de semana, se convirtió en un descubrimiento y aprendizaje continuo sobre la cultura Muisca sus creencias y sus costumbres.

El recorrido lo empezamos desde Tunja, de ahí fuimos a Villa de Leyva y pasamos la noche para al día siguiente levantarnos muy temprano y emprender el camino en autobús de 40 minutos hasta la “casa de piedra” la entrada al camino que conduce al parque natural, desayunamos y fuimos a la terminal del pueblo que es bastante pequeña he intentamos tomar el “colectivo” pero ya era muy tarde, así que nos aconsejaron tomar uno que nos dejaba cerca unos cuantos kilómetros antes,  caminamos por 30 ó 35 minutos hasta llegar a la casa de piedra donde el camino desvía, desde ahí caminamos unos 30 minutos mas y por fin llegamos a la entrada del parque, eramos los únicos 2 visitantes ese día, Jorg (un aleman) y yo, al llegar a la entrada del parque nos encontramos con que nadie controlaba la entrada y mucho menos habia personas para indicarnos sobre el camino, después de algunos minutos alguien salio de la parte alta de una casa de madera y nos dijo: “aquí deben pagar la entrada y registrarse”, Mire a Jorg (si se llama Jorg no Jorge) y le dije: “no hables yo compro las entradas” (recuerden que en todos los parques nacionales de Colombia la entrada para extranjeros es mas costosa que para nacionales), la mujer se queda mirando como advirtiendo que chico no es nacional pero se queda callada nos da los recibos y nos indica a lo lejos el camino que debemos tomar para llegar a la laguna.

Allí empieza un camino largo de mas de 3 horas a unos 2800 metros sobre el nivel del mar y con 10 ó 12 grados de temperatura, al ser los únicos en el lugar el silencio nos absorbe y nos permite disfrutar de la magia que tiene un lugar indígena como este, empece a contarle al “alemán” la historia muisca que dice que desde allí empezó la creación de la humanidad, cuando emergió de ella una mujer con un niño pequeño con quien luego procrearon y poblaron el mundo!.

-¿estas hablando en serio?, existen personas que creen que aquí empezó la Vida

– Si, si es una de nuestras leyendas indígenas

– Pero como pensar que alguien salio de la laguna, de la nada y asi se creo el mundo!

– no lo se pero es una leyenda y punto!

Después de esta pequeña conversación hay entre nosotros un eterno silencio y unos grandes pasos simplemente filosofando y analizando que estos caminos habían sido recorridos siglos atrás, por miles de indígenas que hicieron sus ofrendas en oro y en diferentes formas para honrar a la madre Bachue.

– ¿Y como hacían para cargar el oro?- Pregunta aún inquieto el extranjero sobre una historia muy particular para él.

– No tengo idea pero se dice aquí hay aún rastros de ese oro.

Un silencio de nuevo y es como si cada uno de nosotros caminara solo en medio de un silencio y tranquilidad inexplicable

Subíamos y subíamos montaña, empezaba a cansarme y no había indicios de llegar pronto a la laguna, preguntamos a la mujer en la entrada y dijo: ” es por mucho una hora”, pero nosotros llevábamos casi 2 horas y media y nada, pensé estamos perdidos, es mas de medio día y aun no encontramos nada, el camino empezó a desaparecer y estábamos subiendo la montaña y caminando simplemente por intuición,  le dije a Jorg: “rodeemos la montaña y si detrás de ella no hay nada regresemos, debemos salir del parque antes de las 4 de la tarde y esta a punto de llover”.

De pronto después de 40 minutos mas de subida con un frío terrible y con gotas en nuestra cabeza, vimos al final del giro lo que parecía ser la laguna, empece a caminar con fuerzas de nuevo, sentí que había valido la pena, poco a poco nos acercamos pero cada vez mas frustrados, era tal le niebla que había en ese momento que no podíamos ver ni siquiera una gota de agua al caer sobre la laguna, nos sentamos en medio del frío y la bruma, pensé por unos segundos y pedí en mi interior a la madre Bachue permitirnos ver la hermosura del lugar donde nació y de repente la neblina prácticamente desapareció no podía creerlo bajo a tal punto que podíamos ver las montañas reflejadas en el agua!. Ya no había mucho tiempo para obsérvala eran casi las 2 de la tarde y teníamos que salir del parque antes de las 4pm, el alemán decide hacer fotos y vídeos yo simplemente me quede sentada como hipnotizada con el paisaje sin escuchar nada mas allá que el sonido que emitan las gotas de agua que caían sobre la laguna, que cada vez eran mas fuertes, estábamos en medio de la nada y no faltaba mucho para que de desprendiera una lluvia intensa, cuando escucho a Jorg llamarme del otro lado de la laguna y decir “es hora de irnos va a llover”.

Empezamos el camino de descenso callados, llenos de serenidad y realmente renovados en alma y espíritu, comprendí porque dicen que este lugar te renueva el corazón, agradecí a Dios por permitirme ver cada día las maravillas de su creación, olvide el cansancio, el hambre y el frío y lamente no tener tiempo suficiente para ver la magia que envuelve ese espacio! y sigue en mi la duda de porque la laguna tiene forma de corazón?

(Visited 211 times, 1 visits today)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

9 + 4 =